• Llámanos ahora: 922 20 69 58

El Sol y los Tatuajes nunca han sido buena combinación, vamos a deciros el porque y los cuidados que debéis tener. Si después de leer esto os quedan dudas, dejadnos comentarios debajo.

Nosotros nos encontramos en Tenerife, un clima increíble todo el año y de los principales destinos turísticos, a veces tenemos clientes de diferentes países, los cuales poseen diferentes tipos de piel y que vienen a llevarse un recuerdo del viaje.

Y aunque no sea recomendado tatuarse en verano, ellos vienen con la piel quemada, despellejándose o enrojecida. A la gran mayoría no le importa e ignoran los consejos de tatuarse con la piel en ese estado. No recomendamos tatuarse en verano, pero también depende del estilo de vida que lleves, si vas mucho a la playa o si eres más de fiestas nocturnas, obviamente el sol no tendría el mismo efecto.

En cualquier se debe procurar hacer un buen trabajo dentro de las posibilidades: hacer un lettering sencillo o un pequeño símbolo a un único color, tendrá más posibilidades de sobrevivir sobre una piel en malas condiciones que un trabajo complejo con degradados y colores, ya que lo que nos interesa también es que el colector posea una buena pieza, y si quiere algo complejo es preferible posponer la cita.

 

La radiación solar es negativa para cualquier herida, como un tatuaje, si se realiza sobre la piel dañada favorecerá la inflamación y dañará la apariencia estética, así que te daremos unos consejos:

  1. Si tomas sol aunque sea con protección solar y no estés quemado, la piel no estará en su mejor estado ni en condiciones favorables para tatuar. El cuerpo rechazará más la tinta, y el tatuador tendrá que castigar más la zona y con seguridad tendrás que repasar el tatuaje cuando se cure.
  2. Si no tomas sol, la zona donde vas a tatuarte siempre está tapada o eres de los que sale más de noche en verano, no habrá problema en tatuarte. Hidrata la zona una semana antes de tatuarte.
  3. De todas maneras habrá que cuidar más la zona y evitar hacer actividades físicas ya que el calor y el sudor no ayudan a la curación.
  4. Si ya te has tatuado en verano y no te ha ido mal haciendo lo que te recomiendan o a tu manera, no lo pagues con el tatuador,  el es el primer interesado en que el trabajo quede perfecto.

 

Si aun así quieres tatuarte en verano, te aconsejamos tener en cuenta estos puntos después de tatuarte:

  1. No puede ni debe darle el sol directamente al tatuaje recién hecho y durante los primeros dos meses. Es una herida que debe cicatrizar y la tinta estabilizarse en la capa de la piel donde se ha depositado. Así que mucha hidratación y protección total.
  2. Si ya no es buena idea usar un film plástico para curártelo en verano aún peor. Es mejor dejar respirar la herida en vez de hacer que se cueza, que es algo que a las bacterias les encanta.
  3. Protege tu tatuaje con crema solar de protección “Oh el mundo está en llamas”, aunque lleve un tiempo realizado es importante. El sol degrada los colores y los tonos de cualquier cosa. Esto hace que la tinta negra termine verdosa o azulada y las líneas pierdan definición.
  4. Si te gusta tomar mucho sol y acabar ultra bronceado, nunca vas a tener un tatuaje definido y radiante, por mucho que te protejas.
  5. También recuerda olvidarte de la playa, piscinas o actividades deportivas hasta que se te cure el tattoo.

Esperamos que los consejos os sirvan y tengáis en cuenta que el calor, sudor, la arena o el polvo traen muchas bacterias que son óptimas para que tu tatuaje se infecte.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.